VIVE UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Nuestras ofertas

Todas nuestras ofertas incluyen: Transporte en 4x4. Vuelo en globo (1h 10-15 '). Brindis con cava y galletas. Fotografías y vídeos. Desayuno ampurdanés. Diploma de bautizo. Seguro individual para cada participante.

Vuelo exclusivo dos personas

500 € (entre semana) 560 € (fines de semana)

Vuelo compartido

150 € / p (7 días a la semana)

Niños hasta 10 años

100 € /p (7 días a la semana)

Pack familiar

550€ (7 diía semana)

Grupo

560€ (7 días semana)

Nuestro globo

Go to LA VELA

LA VELA

La vela o envoltura, que es la parte con más volumen. En este caso se trata de una envoltura fabricada por el primer constructor mundial: ULTRAMAGIC. Se trata del modelo M120 y tiene un volumen de 3400m3 (120.000 ft.3). En ella encontramos dos partes importantes: el paracaídas, que precisamente se utiliza para controlar el aterrizaje, y los ventilis, que se utilizan para encarar la cesta en la posición adecuada, rotando sobre sí misma.

Go to Los quemadores

Los quemadores

Los quemadores son los responsables de transformar el combustible en la energía calórica necesaria para poder calentar el aire atrapado en el interior de la envoltura. El Alè de Drac tiene montado un doble quemador MK-32 de última generación.

Go to La cesta

La cesta

La cesta, construida con mimbre, al igual que las primeras que se construyeron hace ya 200 años; no es así por nostalgia, sino por la elasticidad que proporciona este material, haciéndolo el más adecuado y eficaz. En nuestro caso se trata de una C6, con una capacidad para 5 pasajeros + piloto. También disponemos de una puerta de acceso para facilitar el acceso a personas mayores o con problemas de movilidad.

¿Tienes alguna duda?

De dónde nace alè de drac?

Nuestra historia, la leyenda
EL DRAGÓN DE LAS GAVARRES

Cuenta la leyenda que en las montañas de las Gavarres vivía un dragón bastante feo, pero de buen corazón. Un día mientras dormitaba en un claro del bosque, sintió pasos en el camino. Se trataba de una hermosa joven con una cesta que iba recogiendo piedra pómez para venderla en el mercado. Al instante, nuestro amigo se quedó preso de su belleza. La chica iba cada semana a las montañas a buscar más para vender, hasta que un buen día, cargándose de valor, el dragón le declaró su amor. Ya se pueden imaginar el susto que se llevó la joven, que arranca a correr tanto como podía, hasta que nuestro protagonista, con un rápido vuelo, consiguió de detenerla. Con muchos trabajos se hizo escuchar y, finalmente, se hicieron amigos. Iban pasando las semanas y, ella, cada jueves iba a buscar su mercancía; aprovechaban para charlar y pasear juntos, hasta que, un buen día, le hizo saber que aquella sería la última vez que se verían: la piedra que iba a buscar se había terminado y ya no volvería. El dragón no lo podía creer. Pasó una semana y otra y otra y ella no volvió. Desesperado, subió al pico más alto de las montañas para mirar si la veía, pero como no la vio, con sus fuertes garras hizo un agujero que bajaba hasta la llanura, pero tampoco la encontró. Alzó de nuevo el vuelo y subió a otra montaña para repetir la operación y lo hizo tantas veces como montañas hay en la zona. Desesperado por su fracaso se puso a llorar, y sus lágrimas llenaron los agujeros que había cavado en la montaña que bajaban hasta la llanura; fue así como se formaron las fuentes que hoy riegan los pies del macizo de las Gavarres. Es en recuerdo de este enamorado que hemos dado nombre a nuestro globo, ya que no perdemos la esperanza de que algún día en uno de nuestros vuelos por el Empordà conseguimos encontrar a la bella joven. © Cortadellas, Xavier. “El drac de les Gavarres” dins El poble dels centfocs. Llegendes de les Gavarres. Tarragona: Edicions El Mèdol, juny del 1996.

Equipo

JOAN

Piloto de Alè de drac. Atención al cliente

BEFFI

Montadora y rescatadora

CRISTINA

Montadora y rescatadora

JUDIT

Montadora y rescatadora. Digital màrketing. Atención al cliente

Sensaciones

Si preguntas a cualquier persona que haya volado con nosotros, sobre su experiencia de buen seguro que las primeras palabras que dirán serán: calma, paz y serenidad. El vuelo en globo aerostático es una experiencia única, que empieza por la mañana, muy temprano, cuando nace el día. Con las primeras luces, empezaremos a montarlo y ponerlo a punto para el vuelo. El despegue es, sin duda, el momento más emocionante. Cuando la cesta se eleva, en medio del rugido del quemador, una extraña sensación nos invade. Ya en el aire y con el quemador en reposo, se respira calma y silencio difíciles de experimentar en otros lugares. Mientras tanto veremos discurrir plácidamente el Empordà a nuestros pies. El vuelo tiene una duración aproximadamente de una hora. Pasado este tiempo, buscaremos la zona de aterrizaje más propicia. Una vez en el suelo se procede a recoger el material y seguidamente nos dirigiremos a contentar nuestro estómago a un bar cercano con un desayuno típico de la región y entrega el diploma acreditativo, que se merece!

Contáctanos