SENSACIONES 2017-06-19T08:49:03+00:00

Si preguntas a cualquier persona que haya volado con nosotros, sobre su experiencia de buen seguro que las primeras palabras que dirán serán: calma, paz y serenidad.

El vuelo en globo aerostático es una experiencia única, que empieza por la mañana, muy temprano, cuando nace el día. Con las primeras luces, empezaremos a montarlo y ponerlo a punto para el vuelo.

El despegue es, sin duda, el momento más emocionante. Cuando la cesta se eleva, en medio del rugido del quemador, una extraña sensación nos invade. Ya en el aire y con el quemador en reposo, se respira calma y silencio difíciles de experimentar en otros lugares.

Mientras tanto veremos discurrir plácidamente el Empordà a nuestros pies. El vuelo tiene una duración aproximadamente de una hora. Pasado este tiempo, buscaremos la zona de aterrizaje más propicia.

Una vez en el suelo se procede a recoger el material y seguidamente nos dirigiremos a contentar nuestro estómago a un bar cercano con un desayuno típico de la región y entrega el diploma acreditativo, que se merece!!!!!